Nuestros animales

CABALLOS ARDAI

En Ardai nos preocupa el bienestar de nuestros caballos, por este motivo conviven en semilibertad en una banda familiar compuesta por el semental, sus yeguas y sus potros que son entrenados sin violencia, basándonos en el conocimiento de la conducta equina y de los procesos de aprendizaje. Ni en este proceso, ni en el de monta, ni en el manejo en las sesiones, empleamos ningún tipo de elemento lesivo o coercitivo, ya sean fustas, espuelas, trallas, embocaduras o cualquier otro utensilio que los intimide o dañe. Además de no ser éticamente aceptable, es incoherente plantear un proceso terapéutico y/o educativo, basado en el sometimiento y violencia sobre otro ser vivo. 

Tequi, Samba, Bolero, Apache, Portos, Duende, Milonga, Lume, Velkan, Duna y Sancho, conviven felices y participan con gusto en todas nuestras actividades.

PERROS Y GATOS

Todos nuestros perros y gatos han sido rescatados y/o adoptados, lo que demuestra que no es necesario pertenecer a una determinada raza para ser un buen perro de terapia, tan solo es necesario seleccionar a cada individuo en función de sus aptitudes naturales, potenciándolas y enseñándoles a disfrutar de la interacción con los humanos, más allá de ser máquinas perfectas de ejecutar trucos. El éxito de una sesión o de una intervención en la que participan animales, siempre está basada en la interacción y emoción que estos proporcionan. Así, encontramos en Broz, Lu, Kimba, Akela, Arena, Agua, Seven, Tronko, Kim y Val, los perros y en Lila, Zarpa, Salem, Chicho, Jazz, Gata y Tigre, los gatos, a unos terapeutas divertidos, cariñosos y motivados.

OTROS ANIMALES

Además de nuestros caballos y perros, en Ardai tenemos muchos más animales, cada uno con su propia historia y personalidad. La vaquita Nora es la estrella indiscutible de nuestro centro, fue rescatada del camión del matadero, junto con Bongo el burro, el simpático Corzo y su familia caprina (Cleo, Vega, Tótem y Runa) la oveja Terra y los cerditos Boris y Bimba, Misti y Cala las tortugas, además de los conejitos Tambor, Alicia, Lego y su familia, las aves de corral con la gallina Clementina a la cabeza, los erizos Elvis y Lisa, los petauros del azúcar Nana y Rega, Alba la ardilla, Tijuana y Mushu las iguanas, las chinchillas Cora y Gris, Meiga la Cacatúa y Bahía la ninfa, Ginger y Collar las cobayas, entre otros. Todos ellos conviven de manera pacífica en espacios que han sido especialmente diseñados y acondicionados para ellos.